Header Ads

La moringa, árbol milagroso

El mercado de los productos homeopáticos sigue en crecimiento, y ahora con la incursión de la moringa todo parece que se puede estabilizar junto a los medicamentos de uso esencial. Sus propiedades analgésicas, rubefacientes, antiinflamatorias, antibióticas y medicinales hacen que sea considerado el árbol milagroso del siglo.

El árbol que es considerado como milagroso hace parte de diferentes culturas, tanto las latinas como las africanas, reconocen sus efectos en la medicina y la implementan sustituyendo los analgésicos y medicamentos convencionales. El árbol, familia de las moringáceas, es una planta de crecimiento rápido, cultivable en todo el arco subtropical del mundo, estableciendo presencia desde Asia sudoriental y filipinas hasta la parte central y sur del cono americano, pasando por África central y meridional.

La moringa cuenta con diferentes virtudes y sus componentes principales radican en la alta presencia de proteínas, vitaminas y minerales, útiles para sobrellevar dificultades de diferentes países que se encuentran en riesgo de desnutrición. Considerada dentro de la homeopatía y como aporte significativo energético y proteínico tanto en humanos como en animales, por lo que el cultivo se ha ido expandiendo en muchos países como estrategia de mercadeo agrícola para las poblaciones que injustamente se han empobrecido.

Con la entrada de E-commerce, los productos a base moringa ya se encuentran ubicados en diferentes estantes de boticas y tiendas virtuales que ofrecen productos herbarios que contienen moringa.

Cómo reconocer la moringa en el medio donde vivimos

Reconocer un árbol de moringa es muy fácil, puede medir entre los cinco y doce metros, de tronco erecto, copa piramidal, y hojas compuestas de folíolos ovalados, la flor es muy llamativa, de pétalos alargados color blanco y estambres amarillos, los frutos son grandes a comparación de otras semillas, pues son similares a capsulas de hasta cuatro centímetros de largo.

Originario del norte de la india e introducido en América para los años de 1920 y 1930 respectivamente donde inicialmente se usó para adornar jardines y para usar su madera como estantillos para cercas de protección de cultivos. Puede crecer en ambientes tropicales y en alturas sobre el nivel del mar por encima de los 1800 metros, a diferencia de otras variedades, la moringa puede tolerar climas húmedos y adaptarse a climas propiamente de montaña.

Principios activos de la moringa

Puede considerarse como uno de los arboles más aprovechables del medio, puede ser comestible, ornamental, maderable, destacándose las hojas y las semillas como el factor principal por su alto contenido de nutrientes para organismos vegetarianos, respecto a aportes medicinales, la moringa puede ayudar directamente a los seres humanos en estos aspectos:

Efecto antioxidante

La moringa contiene niveles amables de kaempferol, rutina y qeurcitina; flavinoides que ayudan a mantener estable el sistema cardiovascular y el sistema inmune.

Efecto antiinflamatorio

Cuenta con un componente denominado ácido clorogénico, que es necesario en las plantas para resistir a las agresiones ambientales, esta condición se asimila a las inflamaciones producidas por golpes y afecciones inflamatorias dentro del organismo.

Efecto antiséptico

De igual forma, la moringa contiene polifenoles y otros componentes como los ácidos vainilicos, ferulicos, meliloticos que pueden ayudar al organismo a recuperar las defensas ante cualquier eventualidad de desangrado o descompensaciones energéticas.

Vitaminas y sales

En cuanto a nutrientes, la moringa cuenta con índices significativos de ácido ascórbico, vitaminas A, E, y algunas del grupo B. Tiene altos contenidos de potasio, calcio, hierro, magnesio y zinc, así como algunos ácidos grasos presentes en la semilla.

El ser humano necesita 20 componentes para mantener balanceado el organismo, y la moringa cuenta con 18 de ellos, por lo que no es un mito decir que la moringa e el árbol milagroso.

No hay comentarios.