Header Ads

Razones por las que deberías comer cebolla a diario

La cebolla y el ajo junto con otros productos como el aceite de oliva, son dos constantes en las dietas mediterráneas y una fuente no solo de deliciosos aromas y sabores, sino de múltiples ventajas para tu salud.

La cebolla puede variar en su tamaño, forma, color y sabor. Los tipos más comunes son cebolla roja, amarilla y blanca, los sabores pueden van desde dulces y jugosas hasta picante, en muchas ocasiones dependiendo de la temporada en la que se cultiva y se consuma.

Los beneficios para la salud de consumir cebolla incluyen el de reducir el riesgo de numerosos tipos de cáncer, mejorar el estado de ánimo y mantener nuestra piel y cabello saludable.

Valores nutricionales de la cebolla

La cebolla es un alimento repleto de nutrientes y baja de calorías, nos aporta alto contenido nutricional beneficiosos para nuestra salud tales como vitaminas, minerales y antioxidantes.

En concreto una porción equivale a una taza de cebolla troceada, contiene aproximadamente:

64 calorías, 15 gramos de hidratos de carbono, 7 gramos de azúcar, 3 gramos de fibra, 2 gramos de proteínas, y un 10 % de la cantidad diaria recomendada de Vitamina C, Vitamina B6 y manganeso. Además, no contiene cantidad alguna de grasa ni colesterol.

La cebolla también posee una ligera cantidad de calcio, hierro, folato, magnesio, fósforo, potasio y los antioxidantes quercetina y azufre.

Los beneficios de la cebolla para nuestra salud

Es bien sabido que el consumo de frutas y verduras está asociado a la reducción del riesgo que tenemos por seguir ciertos estilos de vida poco recomendable para nuestra salud física.

Son varios los estudios que han concluido que incrementando el consumo de estos alimentos nos proporcionan una disminución en el riesgo de fallecimiento por cualquier causa, además de problemas de obesidad, diabetes y cardiopatías. Su consumo nos permite lucir un pelo saludable, incrementa nuestra energía y disminuye nuestro peso.

* Cáncer: Debido a sus compuestos orgánicos ricos en azufre, la cebolla combate el cáncer, especialmente algunos tipos como el de colon o el de estómago. Introducirla en su dieta inhibe el crecimiento tumoral y la prevención de formación de radicales libres al constituir una sustancial fuente de antioxidantes.

* Cabello y piel: La Vitamina C es la responsable de construir y mantener el colágeno, un componente básico para el correcto desarrollo de nuestra piel y cabello.

* Combate el envejecimiento: Las antioxidantes vitaminas A y C, azufre y flavonoides tales como la quercetina y las antocianina son responsables de prevenir y combatir el envejecimiento celular causado por los radicales libres.

* Se recomienda a niños y mujeres embarazadas: La cebolla contribuye al crecimiento infantil y al desarrollo adecuado del feto en las primeras semanas de gestación debido a la elevada presencia de folatos. 

* Controla el peso: Tiene pocas calorías y un elevado contenido en fibra, mejorando el tránsito intestinal y depurador de las toxinas gracias a sus propiedades diuréticas y a la presencia de potasio que unida al bajo contenido de sodio resulta fantástico para evitar la retención de líquidos.

* Alivia las enfermedades respiratorias como el resfriado o la bronquitis: Esto se debe a su riqueza en vitaminas A y B, así como el azufre, de hecho un remedio tradicional para paliar y aliviar la tos es dormir con una cebolla cortada reposando en la mesita de noche, también mejora el asma y la inflamación.

No hay comentarios.