Header Ads

Científicos descubren accidentalmente un medicamento que podría permitirle comer todo lo que quiera sin aumentar peso

El sueño de muchas personas es comer y comer sin engordar algo que parecía imposible de lograr pero que según científicos de la Universidad de Yale en Estados Unidos es una realidad. Los investigadores descubrieron que dos genes que habían editado previamente causaron un cambio único en el intestino, aplastando ciertos portales capilares linfáticos llamados lacteales.

Esto se logró gracias al experimento que se realizaba en ratones para hacer que engordaran al máximo suministrándoles comidas con alto contenido de grasa. La sorpresa llego cuando luego de un tiempo vieron que a pesar que les daban comidas altas en grasas los roedores nunca engordaban. Lo que dio pie a indagar profundamente por qué pasaba.

Los resultados del estudio arrojaron que todo se debe a que los límpidos que pasan después al flujo sanguíneo, sea para dotarnos de energía o bien para almacenarse como grasa. Tras el descubrimiento, se tiene constancia que al cerrar los lacteales se podría prevenir el aumento del peso corporal.

Ante la duda planteada de si podría llevarse a cabo este experimento para tratar la obesidad en seres humanos, el conjunto de expertos lo ha descartado totalmente por tratarse de un experimento poco ético. En todo caso consideran que podría existir una forma de inhibir ciertos receptores para intentar desencadenar este mismo efecto en los mencionados lacteales.

Los científicos afirman que el medicamento curiosamente ya existe para humanos en los Estados Unidos y que está aprobado por la Administración de Drogas y Alimentos y es utilizado para tratar el glaucoma.

Comer y no engordar puede ser una fantasía y todo radica en una dieta equilibrada con una cantidad moderada de proteínas y por supuesto una buena rutina de ejercicio.

Fuente (dailymail)

No hay comentarios.