Header Ads

Los verdaderos efectos de tomar agua con limón diariamente

No sé cuántas veces he escuchado a las personas decir que tomar agua con limón ayuda a reducir el peso. Y aunque algunos se interesan por ver su figura un poco más atlética otros conciben esta práctica como una estrategia para mantener su cuerpo de forma saludable, y está bien, ambas clases de personas tienen la razón, pues beber un vaso de agua con un chorrito de limón le puede ayudar sustancialmente a mantenerse sano y porque no a reducir peso. Cabe mencionar que quienes desean incluir este hábito a su vida diaria deben alimentarse sanamente y hacer ejercicio físico para mantener una figura plena.

Sin embargo, no siempre es buena idea tomarse un vaso de agua con limón a ciertas horas del día, para lograr que tu cuerpo empiece a desechar los sobrantes de grasa es necesario que tenga en cuenta algunas recomendaciones. Para empezar, las cantidades de agua que necesita el cuerpo para mantenerse hidratado varían entre un litro y un litro y medio distribuidas en alimentos líquidos y agua. En el caso del agua puedes incrementar los efectos si le agregas unas dosis mínimas de componentes cítricos en este caso el limón.

El Limos es una fruta rica en vitamina C, fibra y flavonoides, cada uno de estos componentes son necesarios para el correcto funcionamiento del organismo. Otra cualidad del agua con limón es el efecto adelgazante, a continuación te enseñamos como incluirlo en tu dieta y sacar el máximo provecho.

El sabor acido del limón puede actuar como alcalinizante ayudando a sacar del cuerpo los ácidos por la orina. Es decir que en te caso otorgaría al cuerpo un potenciador desintoxicante. 

Beber un vaso de agua con limón aporta solo dos calorías al organismo, pero además de su bajo nivel calórico le otorga al cuerpo un contenido mínimo de potasio, fibra, flavonas, y vitamina C, lo que se traduce en un efecto depurante de la sangre.

Beber agua con limón eleva las defensas evitando resfriados y faringitis, gracias a la presencia de vitamina C Previene la aparición de cálculos renales, elevando los niveles de Citrato en la orina. 

Las flavonas y la vitamina C en acción conjunta estimulan la producción de glóbulos rojos indispensables para conservar la inmunidad del cuerpo sobre virus y enfermedades de baja categoría.

Cabe mencionar que el mejor momento para tomar un vaso con limón es en las mañanas justo después de levantarnos y en ayunas, de igual forma esta mezcla se puede potenciar consumiéndola a temperatura media y en lo posible sin azúcar. De igual forma para darle un toque más agradable a la bebida puedes mezclarlo con unas hojitas de menta o una chispa de jengibre rallado.

No hay comentarios.