Header Ads

Lugares donde aún se venera a los muertos

Con un escalofriante ritual que se celebra cada tres años en el mes de agosto los indonesios de la isla de Célebes exhuman los cuerpos de sus familiares difuntos para limpiarlos, peinarlos y cambiarles la ropa; también les hacen ofrendas y los exhiben, en posición yacente o atados de forma que se muestren como si estuvieran de pie.

Para muchos sería una aberrante profanación, pero ellos afirman que es un modo de honrar la memoria de sus familiares y asegurarse la protección de sus espíritus; si no cumplen con el ritual, les llegará la desgracia en forma de malas cosechas, reveses económicos, enfermedades.

Dentro de todas las actividades que los isleños realizan con sus muertos está la de preservar los cadáveres. Luego de su muerte son envueltos con varias capas de tela bien prieta, y se les cambia el ataúd cada vez que son desenterrados, además de extraérseles los órganos descompuestos con el tiempo. Los cadáveres han de aguantar para futuros Ma’nene que es como le llama al macabro ritual de cada tres años.

Otro de los países donde es una tradición venerar a los difuntos es Mexico y su Día de Muertos, una festividad donde la música, la luz y la comida sirven para recordar los momentos compartidos con los familiares ya fallecidos. O el de Japón, donde existe una ceremonia nocturna llamada Bon, en la que los participantes se visten con trajes tradicionales y se reúnen para venerar y dar la bienvenida al espíritu de sus ancestros con bailes y desfiles alegres. Son celebraciones íntimamente emparentadas con la del Día de Todos los Santos, en España, aunque en los países occidentales se va perdiendo su carácter religioso y son cada vez más motivo de fiesta sin otra intención que pasarlo bien, como se hace en el ya global Halloween.

El culto a los ancestros es un legado cultural que ha marcado nuestra historia y en algunos países sigue vigente y aunque para muchos cause terror y sea algo desagradable para otros será un culto muy respetable.

No hay comentarios.